Pidamos al Espíritu Santo infunda en nosotros un intenso anhelo de ser santos para la mayor gloria de Dios y alentémonos unos a otros en este intento. (GE 177)

Mensaje de su santidad Benedicto XVI para la Cuaresma 2012

Queridos hermanos y hermanas
La Cuaresma nos ofrece una vez más la oportunidad de reflexionar sobre el corazón de la vida cristiana: la caridad. En efecto, este es un tiempo propicio para que, con la ayuda de la Palabra de Dios y de los Sacramentos, renovemos nuestro camino de fe, tanto personal como comunitario. Se trata de un itinerario marcado por la oración y el compartir, por el silencio y el ayuno, en espera de vivir la alegría pascual.

La Regla del Carmelo como Itinerario nupcial

Una vida vivida in obsequio Iesu Christi.
Sobre el Monte Carmelo la carmelita aprende, día a día a poner el oído, a escuchar amorosamente, aprende a responder a la llamada del Esposo, a abrirle cuando El llama…

Vida Monástica en Tierra Santa

Fue un período, a lo largo de varios siglos, cuando el desierto de Judá se pobló de la presencia de innumerables monjes originarios de la Palestina o venidos de todo el mundo…